Aborto: Genocidio global | Jueves 27 abril, reflexión evangelio (Escrito)

¿Eliminar a los malos? | Miércoles 26 abril, reflexión evangelio
26 abril, 2017
aborto2
Aborto: Genocidio global | Jueves 27 abril, reflexión evangelio
27 abril, 2017

Aborto: Genocidio global | Jueves 27 abril, reflexión evangelio (Escrito)

aborto2

Jueves II semana de Pascua, ciclo A. Jn (3,31-36)

El aborto es el genocidio más grande de la historia, a diario mueren miles y miles de niños.

La primera lectura de este día Hch 5,27-33, dice una frase tan actual: “obedecer a Dios antes que a los hombres”. Hoy en día tristemente en muchos países, muchos gobiernos, quieren aprobar leyes, primero: contradictorias, luego: injustas.

Primero el tema del aborto, es un tema que más que todo está viciado por intereses, por egoísmo, por avaricia, y alucen argumentos contradictorios; aborto en caso de violación, oye, “pero es que el niño no fue el que violó a la madre”, no puede pagar los platos rotos, el niño. Hay que buscar leyes que castiguen al violador, no a la víctima, no al inocente.

Otros dicen: “aborto terapéutico” qué contradictorio, la palabra “terapia” significa sanar, el aborto no sana absolutamente nada.

Las feministas dicen: “es que yo hago lo que quiero con mi cuerpo” perfecto, haz lo que quieras con tu cuerpo, pero no olvides que el cuerpo que llevas en tu vientre, no es tuyo, es otro cuerpo. Igual dicen las feministas: “es que nosotras estamos a favor de la mujer” o tristemente algunos diputados, legisladores, en favor de la mujer; ¿Y si el que va a nacer o la que va a nacer es una niña? y tú estás quitando la vida de una mujer, eso es un argumento contradictorio, ¿Por qué no defiendes a esa niña que va a nacer? Si el argumento es defender a la mujer.

Nunca olvidemos que un derecho termina ahí donde comienza el derecho del otro, no puede contradecir un derecho a otro; si yo pretendo tener derecho, pero le estoy quitando el derecho a otro, eso es contradictorio.

El bien jurídico se llama vida y hay vida en alguien, tanto se tenga 90 años como 2 o 3 semanas de gestación (sólo por poner número) y nos preguntamos ¿por qué todas estas leyes? ¿por qué tanto apoyo al aborto? Por la codicia, por el dinero, el aborto es rentable, cada aborto les da millones y millones a las clínicas abortistas, a los doctores, etc. Y el dinero entonces compra doctores, compra diputados, compra jueces, compra presidentes, compra decisiones; por eso tanto apoyo al aborto, por la avaricia, por el dinero.

Como decía al inicio, el aborto es el mayor genocidio global. Es asesinar a niños y niñas con un corazón que palpita, con un rostro; es asesinar a un niño o a una niña con huellas digitales, es asesinar a un niño o a una niña con una vida.

Nadie habla además de las secuelas dolorosas y tristes que deja el aborto en las mujeres, esa no es la solución.

Insisto “el mayor genocidio global” y ¿por qué tanto apoyo al aborto? Por dinero, por avaricia, por querer acaparar tanto poder. “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”. Debemos oponernos a estas leyes, debemos oponernos a todas estas leyes que golpean, que quieren aniquilar la dignidad, que quieren aniquilar estos derechos de los indefensos.

 

“Hay que obedecer a Dios, antes que a los hombres”.
El Señor los bendiga.

Padre Sam.

 

1 Comment

  1. Maria D. Carrasquillo dice:

    Muchas gracias.Muy bueno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *