“La princesa de Dios”. Un impresionante testimonio de curación.

Aprender de los animales | Viernes 14 julio, reflexión evangelio
14 julio, 2017
Advertencia
El que ama advierte | Sábado 15 julio, reflexión evangelio
15 julio, 2017

“La princesa de Dios”. Un impresionante testimonio de curación.

Me ha tomado un tiempo decidirme en escribir, soy una persona muy reservada, pero un sacerdote muy querido me dijo un día, usted tiene que dar testimonio de lo que el Señor hace en su vida.

En el año 2014, en el mes de marzo, un domingo por la mañana, inicié con un dolor muy fuerte en la parte abdominal derecha, mi esposo que es médico me dijo “mañana debe realizarse un ultrasonido para revisar la vesícula”, pero no hice caso y me fui a trabajar, el dolor no aminoraba y el día miércoles decidí realizarme el ultrasonido con una Dra. que tiene un carisma para tratar a sus pacientes muy especial. Recuerdo que ella me dijo: “esto no le debe de doler” y le pregunté qué cosa. La dra. no quería decirme hasta que estuviera el informe, pero como soy muy necia le insistí y me dijo que tenia un nódulo en el hígado, cuando ella me dijo eso yo sabia lo que podía estar pasando, salgo del consultorio para esperar el resultado, mi mamá y mi hijo que en ese tiempo tenía 5 años  me estaban esperando afuera pero no soporté y lloré, pensaba que si moría mi hijo cómo quedaría.

Por la tarde visitamos un compañero de mi esposo y me mando a realizarme exámenes especiales (como el Marcador Tumoral CA 19-9), me realice el examen y recuerdo que el día sábado lo entregaban. Mi esposo se bajó a traerlo y cuando se subió al carro le miré la cara desencajada, él me dijo “vamos donde un amigo” que también es médico y me platicaron con mucho cariño que según todos los exámenes realizados indicaban que tenia Cáncer.

Esa tarde fue muy difícil, lloré como nunca lo había hecho y le comunicamos a mi familia. El domingo, mi esposo me dice “iremos a misa a Los Dolores”, recuerdo que la segunda Lectura en la eucaristía fue de la Carta del Apóstol San Pablo a los Romanos: “¿Quién podrá apartarnos del amor de Cristo?: ¿la aflicción?, ¿la angustia?, ¿la persecución?, ¿el hambre?, ¿la desnudez?, ¿el peligro?, ¿la espada?. Pero en todo esto vencemos fácilmente por aquel que nos ha amado. Pues estoy convencido de que ni muerte, ni vida, ni ángeles, ni principados, ni presente, ni futuro, ni potencias, ni altura, ni profundidad, ni criatura alguna podrá apartarnos del amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, Señor nuestro”.

La homilía de ese día la sentí que era para mí, era Dios hablándome a través de su siervo, el Padre Alex Franklin. Era la preparación para iniciar un camino de sanación y de misericordia.

Esa misma semana, mi esposo me llevó a la Casa de la Virgen de la Renovación Carismática Católica, hablé con una hermana que ha luchado con múltiples cáncer, una mujer llena de paz, de fortaleza; oraron por mí, ese día le di gracias al Señor por mi enfermedad, por lo que estaba pasando.

Durante el año 2015 fue de control, de tomografías, de ultrasonidos, de Marcador Tumoral, etc. No negaré que hubo días difíciles, especialmente cuando me entregaban el Marcador tumoral, pero mi esposo siempre me decía “el Señor tiene un propósito”, tengamos fe, él siempre me animaba, además que tenia que aguantar una canción de Martin Valverde que la escuchaba hasta que me sentía mejor, esta canción es muy especial para mí porque me ha acompañado “Cuando débil soy”.

Sanación

En la universidad (donde trabajo) siempre realizan retiros nacionales e invitaron al Padre Joselito. Para finalizar el retiro, el Santísimo fue expuesto e inició una oración de sanación, me puse de rodillas y le empecé a pedir al Señor que si era su voluntad que me sanara, sentí un viento fuerte que me empujaba y al final sentí una paz inmensa, como que me hubieran quitado todo el peso que estaba cargando, regresamos a casa y mi esposo sin saber me dice: “no vamos a salir corriendo a hacerte los exámenes, los haremos cuando correspondan”, y dentro de mí dije: “pero quería hacérmelos”… me hice los exámenes cuando correspondían y me volvieron a salir alterados, fue duro pero mi esposo me dijo: “el Señor quiere sanar lo principal tu alma, recuerda que el tiene un propósito”. Somos seres humanos y no había comprendido que la sanación que el Señor Jesús me había regalado ese día era en mi interior, y solo me enfoqué en que ese nódulo ya no estuviera.

Fui remitida con un Oncólogo Clínico, con mi esposo orábamos pidiendo que nos pusiera al médico indicado, me remitieron con el Dr. Flores Conde, el día que tenía la cita,  entré a su consultorio y lo primero que vi fue la bendición Papal, me lleno de confianza un médico que tiene a Dios y a nuestra Madre en su corazón, al conocer su consultorio (el tiene bastantes Santos en la cabecera de la camilla), me sentía más cuidada, más consentida, más amada.

El Dr. Flores Conde en noviembre del 2016 decide remitirme para realizar un procedimiento, le dije a mi esposo “pasaremos Adviento y Navidad en familia, tranquilos, y en enero hablamos”.

En enero me hice la desentendida pero es que realidad no quería, teníamos temor de que fuera efecto panal, que se propagara, y oramos con mi esposo para que el Señor y nuestra Madre nos indicara el mejor camino, hablé con una persona muy entregada a Dios y a nuestra Madre , con una fe inmensa que había pasado por una situación de cáncer y al escucharla me dio más confianza y decidimos hacerlo. La primera vez que la programaron, el Dr. la canceló, la segunda vez me enfermé de las vías respiratorias, por lo que no podían anestesiarme. Fue hasta el 01 de junio, el día que el Señor tenia escogido. Pero antes me llevo a un retiro SAS (Soldados adoradores del Santisimo) y el Señor de nuevo pone en mi camino al Padre Joselito. En esos días andaba media encaprichada, le dije al Señor: “tú sabes lo que tengo, tú sabes lo que harás con tu hija pero ya no pediré más por mi salud”. El Padre inicia una oración de sanación con el Santísimo Expuesto y empieza a caminar, pero empecé a pedir  en la oración por otras personas, estaba de rodillas con mis ojos cerrados pero ALGO PASA: abro los ojos y tenía al padre Joselito sosteniendo la custodia con  Jesús Sacramentado mirándome de frente, fue una mirada de amor, una mirada de misericordia que jamás había sentido y luego Nuestro Señor Jesús, a través del Padre Joselito dice: “Aquí hay dos personas que serán intervenidas por un tumor  maligno, pero el Señor hoy les dice que ya no esta, que lo que era malo ya no esta”. Para Gloria y Honra de Dios, me realizaron el procedimiento el día 1 de junio, me dieron los resultados reportando tejido hepático levemente inflamado, negativo por malignidad, cumpliendo la promesa de Dios “LO QUE ERA MALO YA NO ESTÁ”.

Ahora tenemos que seguir adelante, pendiente de la cita médica para el cuidado de mi hígado…. Pero ya mas tranquila.

Se preguntarán ¿porque “la Princesa de Dios”?. Resulta que una estudiante que escuchó de mi problema me dijo: “usted es una princesa guerrera de Dios”, pero además el Señor durante este tiempo me ha dado muchos regalos, pude pedir perdón, he podido perdonar, he conocido personas como Nicole, sobreviviente de Cáncer, he sentido cómo las oraciones de todos me han dado fortaleza y han sido escuchadas.

Todo para honra y gloria y honra de Dios.

 

– Vicky Patiño

5 Comments

  1. Viviana dice:

    Leía está bella historia, me lleno de lagrimas. Sentía que Dios me hablaba, no tengo ese cuadro de enfermedad, soy Depresiva, ansiedad y pánicos desde 2014, Gerente de una empresa (no es nada fácil en mi situación) atravesando muchas etapas críticas a punto de decir “hasta aquí” pero siempre cuando viene ese pensamiento Dios me habla de una u otra forma. Tengo la experiencia viva que los tiempos de Dios es perfecto….y siempre con un propósito. Espero con calma y paz

  2. Denisse Romero dice:

    Vicky que hermosa y enriquecedora tu historia de confianza y fe en el Señor. Gracias por compartirla. Yo tengo una amiga que tuvo cáncer de mamá y es una mujer llena de valor y como tú un testimonio del amor misericordioso de Dios con nosotros. No hay prueba en la que Él no tenga un plan.

  3. Noemí dice:

    Que fortaleza que hermosa historia, Dios te bendiga por compartir

  4. Elvis salaya dice:

    Hoy buscando algo que me diera ánimo para poder iniciar esta lucha contra el cáncer, y me encuentro con este testimonio. Que cosas tan maravillosas tiene Dios, Me da mucho ánimo pero me interpela porque aunque ” soy un hombre de fe” siento que estoy todavía en una etapa de negación de esta enfermedad, aunque siento mucha tranquilidad. Gracias por este testimonio. Dios te bendiga

  5. Dvelna dice:

    Su testimonio es como un destello inmenso de algo que talves por toda una vida pense muy diferente a lo que es vivir con amor y paz interior…. eso solo Dios lo da,, compartirlo fue para mi una leccion muy confortable que hace admirar mas todo lo que podemos tener y vivir cuando tenemos fé. Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *