“El compromiso es grande: ser amigas de la virgen María” afirma hna Carmelita.

Advertencia
El que ama advierte | Sábado 15 julio, reflexión evangelio
15 julio, 2017
¿Que hemos hecho con la semilla? | Domingo 16 julio, reflexión evangelio
16 julio, 2017

“El compromiso es grande: ser amigas de la virgen María” afirma hna Carmelita.

“EL CARMELO ES DE MARÍA Y EL ESCAPULARIO SIGNO DE SU AMOR Y PROTECCIÓN”

“Como Carmelitas encontramos en María un modelo a nuestro alcance para configurar nuestra vida con la de Ella. (Const. 68 CMST) Cada una de nosotras puede exclamar con amor, gratitud y alegría que es Nuestra Madre Santísima quien la ha traído al Carmelo” para comer de sus frutos abundantes (Is. 35).

¿Quién puede negar que, en un momento clave de su historia vocacional, ha sido María la estrella que como a los magos de Oriente la condujo a Jesús al Dios con nosotros?

Así, pues, el compromiso es grande. Ser amigas de la virgen María, vivir en intimidad con ella debe llevarnos a hacer vida sus actitudes en todas las circunstancias de nuestra vida. Hacer vida su fe, su obediencia, su disponibilidad, su sencillez, su abnegación, su servicio, su profetismo, su intercesión, su fortaleza, su silencio, etc. Sin olvidar nunca que el aspecto testimonial es fundamental en nuestra vida de carmelita.

Quienes nos rodean, de alguna manera tienen que ver, apreciar, sentir la vida mariana en nosotras. (Letra y Espíritu de las Constituciones Yolanda Teresa Rodríguez y Carmen Margarita Pratt). Para responder a la dimensión misionera del carisma Carmelitano la Congregación de Carmelitas Misioneras de Santa Teresa llega a Honduras en el año de 1941 para prestar sus servicios pastorales en el área de la salud, y su aporte en la evangelización desde el acompañamiento espiritual a los enfermos y a las familias, así como también impulsar la devoción y amor a la Virgen María bajo la advocación a Nuestra Señora del Monte Carmelo.

Son diversas las formas con las que tratamos de honrarla, como tradición carmelita los días sábado después de la Eucaristía se entona el canto solemne de la Salve con participación de la feligresía y para la solemnidad de la Reina y hermosura del Carmelo, el 16 de julio, se impulsa la devoción al Escapulario, haciendo énfasis en lo que es y la responsabilidad que se contrae al portarlo.

Como comunidad hemos podido reconocer que cada año aumenta la participación de la gente y que hay más conciencia de que el escapulario es un signo externo que nos lleva a vivir de manera más coherente nuestra vida cristiana.

– Hna Cruz Idalia (Carmelita)

1 Comment

  1. alicia susana sevilla dice:

    Necesito cconseguir un escapulario de la Virgen del Carmen que se me rompió y me siento mal sin el. Me impusieron el escapulario en 1983. B

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *