¿Es bíblico el rezo del Santo Rosario? Datos que no te puedes perder | Padre Sam

Las 3 máscaras de las “personas buenas”. Importante reflexión | Padre Sam
14 noviembre, 2017
¿Agradeces o glorificas a Dios? | Miércoles 15 noviembre, reflexión evangelio
15 noviembre, 2017

¿Es bíblico el rezo del Santo Rosario? Datos que no te puedes perder | Padre Sam

Rezar el Santo Rosario es contemplar la vida de Cristo guiados por las mejores manos, las manos de María. Es como entrar en un edificio, y que el mejor guía turístico sea quien nos explique. Cuando meditamos el Santo Rosario, lo hacemos desde los ojos de la que amó más a Jesús, su Madre. Pero, ¿es bíblico el Santo Rosario? A continuación te presento el fundamento de las principales oraciones que en él recitamos.

Lo primero: ¿es bíblico eso de “repetir oraciones”?, que es lo que hacemos en el Santo Rosario. Veamos Mc 14,39: “se alejó de nuevo a orar, repitiendo las mismas palabras“. Es decir que el primero que “repetía” oraciones fue Jesús.

El santo Rosario se compone de 20 misterios, divididos en 4 secciones: los misterios gozosos, los gloriosos, los dolorosos y los luminosos. Cada misterio es meditar un episodio de la vida de Jesús (o de María), seguido de un padre Nuestro y 10 ave María. Veamos el fundamento bíblico.

El Padre Nuestro lo encontramos en Mt 6,9-14: “Ustedes, pues, recen así: Padre nuestro, que estás en el Cielo, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, hágase tu voluntad así en la tierra como en el Cielo. Danos hoy el pan que nos corresponde; y perdona nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores; y no nos dejes caer en la tentación, sino líbranos del Maligno”.

El Ave María se divide en dos partes: desde “Dios te salve María…” hasta “bendito es el fruto de tu vientre”, es la parte primera y más antigua, y está compuesta por las palabras del evangelio de Lucas de la Anunciación (Lc 1, 28) y la bendición de Isabel (Lc 1, 42). La segunda parte corresponde a una petición elaborada por la Iglesia Católica, mediante la cual quien ora solicita la intercesión de María ante el Señor: “Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”. 

El “Gloria” lo encontramos en Mt 28,19, en donde Jesús envía a sus discípulos con una misión específica, y les pide que “hagan discípulos a todas las gentes bautizándolas en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.

Los Misterios Gozosos.
1. La encarnación del Hijo de Dios. (Lc 1, 26-38)
2. La visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel. (Lc 1, 39-45)
3. El nacimiento del Hijo de Dios. (Lc 2, 1-7)
4. La Presentación del Señor Jesús en el templo. (Lc 2, 22-34)
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo. (Lc 2, 41 en adelante)

Los Misterios Dolorosos.
1. La Oración de Nuestro Señor en el Huerto de Getsemaní. (Mc 14, 32-38)
2. La Flagelación del Señor. (Mc 15, 15)
3. La Coronación de espinas. (Mc 15, 16-19)
4. El Camino del Monte Calvario cargando la Cruz. (Mc 15, 21-22)
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor. (Jn 19, 18-30)

Los Misterios Luminosos.
1. El Bautismo en el Jordán. (Mc 1, 9-10)
2. La autorrevelación en las bodas de Caná. (Jn 2, 1-11)
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión. (Mc 1, 15)
4. La Transfiguración. (Mc 9, 2-8)
5. La Institución de la Eucaristía en la Última Cena (Lc 22, 19)

Los Misterios Gloriosos.
1. La Resurrección del Señor. (Mt 28, 1-6)
2. La Ascensión del Señor. (Mc 16, 19-20)
3. La Venida del Espíritu Santo. (Hch 2, 1-4)
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos. (Cant 6, 10; Sal 132, 8; Ap 12, 1)
5. La Coronación de la Santísima Virgen. (Ap 12, 1; Lc 1, 32; Jr 13, 18)

De los veinte misterios contemplados, dieciocho son directamente sobre la vida de Jesús, y aun los dos sobre María son totalmente cristocéntricos: La Asunción (Ap 12, 1; Sal 132, 8) y la coronación como Reina de todo lo creado (Ap 12, 1; Lc 1, 32; Jr 13, 18), pues sólo tienen su fundamento en Cristo. De no ser así, no habría ni Asunción ni Coronación. Debemos comprender que no existe nada que la Iglesia enseñe sobre María que no tenga su fundamento en Cristo, pues cualquier virtud, papel o atributo en María lo tiene por los méritos de su Hijo.

Por lo visto anteriormente, rezar el Santo Rosario es estar recordando distintos momentos de Jesús o de María, todo a la luz de la Sagrada Escritura.

 

2 Comments

  1. Maria dice:

    Grasias P Sam , por todas sus buenas enseñanzas, Dios le bendiga siempre, para que continúe evangelizando la palabra, de todas las edades . Para mi el Santo Rosario es bíblico , está en la Biblia , solo como Ud dice está narrado en cuatro pasos , en el que Maria es la principal pieza del rosario, pues ella nos lleva a su hijo amado por este. Medio. Amén.

  2. Víctor Manuel dice:

    Excelente yo en particular tenia un poco de duda pero con esto me a quedado claro se los agradezco Dios les bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *