¿Cuántas y de qué color deben ser las velas de la Corona de Adviento? Sacerdote aclara.

¿DEFENDERME? | Miércoles 29 noviembre, reflexión evangelio
29 noviembre, 2017
Seis símbolos de la Corona de Adviento y su significado | Padre Sam
29 noviembre, 2017

¿Cuántas y de qué color deben ser las velas de la Corona de Adviento? Sacerdote aclara.

Sin lugar a dudas, uno de los símbolos más importantes durante el Tiempo de Adviento es la Corona. Está compuesta de distintos símbolos, cada uno rico en contenido. Entre ellos, destacan las velas que se colocan en ella. ¿Cuántas deben ser? ¿De qué color deben ser? Nos detendremos en estos detalles a continuación.

Lo primero que debemos resaltar es que se llama “Corona de Adviento” (no de “Navidad”), por lo que su estancia debe durar las 4 semanas que dura el Adviento. Dicha corona es una preparación para vivir bien el Tiempo de Navidad; es un itinerario, un camino que quiere llevarme a Jesús niño.

Partiendo de esto, lo más adecuado es que esta tenga 4 velas, que representan los 4 domingos de los que se compone el Tiempo de Adviento. Algunos optan con poner 5, pero por el motivo que hemos explicado anteriormente, lo más correcto son 4 (si bien no sería nada grave si se enciende una quinta vela -blanca- el 25 de diciembre).

En cuanto al color de dichas velas, varía según el país, región o comunidad. Acá sugerimos lo que consideramos más correcto desde el punto de vista litúrgico. Así como los colores litúrgicos que utiliza el sacerdote (y el altar, ambón, etc) durante los domingos de Adviento, lo más recomendable es que sean 3 velas moradas y 1 vela color rosa. Las 3 velas moradas son las que se encienden el primer, segundo y cuarto domingo de Adviento, mientras que la vela color rosa se enciende el tercer domingo de Adviento, conocido como el domingo Gaudete (o de la alegría, pues todas las lecturas se enfocan en la espera gozosa).

La fe entra por los sentidos (cfr. Rom 10,17), por lo que cuando todo va en consonancia en número y color, se presta para vivir mejor el Tiempo que celebramos.

Por lo dicho anteriormente, te invito a que vivas el Tiempo como una auténtica preparación, dejándote conducir por la Corona de Adviento, que no sea un simple adorno.

– Padre Sam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *