¿Como saber si una Biblia es católica? 5 claves importantes.

respondes-o-reaccionas
¿Respondes o reaccionas? | Martes 19 junio, reflexión evangelio
19 junio, 2017
Perdonar-ofensas
Consejos para perdonar | Martes 20 junio, reflexión evangelio
20 junio, 2017

¿Como saber si una Biblia es católica? 5 claves importantes.

biblia

La Biblia es uno de los libros más traducidos en el mundo, existen muchas versiones distintas, unas muy buenas y otras pésimas, unas que transmiten el mensaje original y otras que lo traicionan. Por eso hoy te dejo estas 5 características para distinguir si una Biblia es católica.

1. La Biblia Vulgata

Antes de Cristo, había dos versiones de los textos sagrados: el texto masorético (textos en hebreo y arameo) y posteriormente su traducción al griego que vino a llamarse la Biblia de los LXX. Esto es lo que constituía el Antiguo Testamento. Con Cristo, se escriben otros textos (en griego), lo que conocemos como Nuevo Testamento. Sin embargo, se vio la necesidad de traducirlo a la lengua de todo el imperio, el latín.

En el año 382, el Papa san Dámaso le pidió a san Jerónimo una traducción de los textos de la Sagrada Escritura al idioma latín. Y así lo hizo. Fue lo que vino a conocerse como la Biblia Vulgata. Esta versión fue entonces la “primera Biblia”, pues contenía los textos del A.T como del N.T, y esta será la Biblia base desde la cuál se tomarán todas las futuras traducciones.

2. Traducción de la Biblia

Dice el Código de derecho canónico: “Los libros de la sagrada Escritura sólo pueden publicarse si han sido aprobados por la Sede Apostólica o por la Conferencia Episcopal; asimismo, para que se puedan editar las traducciones a la lengua vernácula, se requiere que hayan sido aprobadas por la misma autoridad…”. Es decir que toda versión de la Biblia a cualquier idioma debe ser revisada y aprobada por una autoridad eclesial.

3. Aprobación de la Biblia

Después de que una versión de la Biblia ha sido revisada, se procede a su aprobación, y esta se da a través de dos elementos: el Nihil obstat (que indica que no hay ningún obstáculo para proceder) y el imprimatur (que indica que ya se puede divulgar sin ningún problema). Esto se da después de una revisión seria de los textos, y lo hace una autoridad competente, como vimos en el punto anterior. Las que tienen estos dos elementos, son católicas; las que no, serían de dudosa procedencia.

4. Principales traducciones 

Hay distintas traducciones de la Sagrada Escritura, aprobadas por la Iglesia: la Nacar-Colunga (1944), la Biblia de Jerusalén (1967), la Biblia Latinoamericana (1972), la Bilbia del Peregrino, la Biblia de Navarra, etc. Estos son ejemplos de versiones de Biblia aprobadas por la Iglesia, todas ellas (entre otras) tienen los dos elementos que mencionamos en el punto anterior.

5. Diferencias entre Biblias

Hay muchas diferencias entre una Biblia católica y una protestante, y quizás la más notoria es la cantidad de libros. Toda Biblia católica, además de las características antes mencionadas, tiene los 73 libros ya presentes en la Biblia Vulgata, mientras que toda biblia protestante sólo posee 66 libros, excluyendo entonces 7 libros (los así llamados libros deuterocanónicos). Curiosamente, los libros que excluyen, contienen doctrinas muy importante, como la de rezar por los difuntos, el purgatorio, etc.

Acá está el enlace al vídeo completo en donde el Padre Sam explica con más detalle estos elementos que hemos solamente mencionado acá:

 

2 Comments

  1. sIlvia dice:

    Gracias estos artículos son de mucha ayuda para conocimiento personal y
    Para la catequesis

  2. De las versiones que he leído y estudiado, bajo la luz de vida JESUCRISTO mismo nuestro gran Maestro y guía espiritual. San Juan 8:12. Efesios 5:14, he hallado que las versión más antigua de Nácar Colunga es de las más coherentes en su traducción entre lo que es el Nuevo Testamento y el Antiguo Testamento; ya que el A.T. testifica de un solo Dios, el único, el gran Dios Salvador ante el cual todo rodilla doblará y toda lengua lo confesará, lo invocará para gloria de Dios Padre. Isaías 45:23-25. Filipenses 4:10-11; y no como en versiones evangélicas como la Reina Valera que ya en el Nuevo Testamento hacen alusión a la falsedad de la trinidad en el cielo. 1 de San Juan 5:7-8; y que extrañamente, o no que extrañamente sino en un propósito bien acomodado una versión católica de los jesuitas llamada Torres Amat comete el mismo error de la Reina Valera al testificarse de la falsedad de la trinidad en el mismo cielo en 1 de San Juan 5:7-8; ya que en el cielo, en el tercer cielo como el Apóstol San Juan lo testifica y así el Profeta Isaías lo certifica soberanamente no hay sino un solo Trono y uno solo soberanamente sobre tal Trono único uno solo sentado, JESUCRISTO, el Gran Rey de reyes y Señor de señores. Apocalipsis 4:2 e Isaías 6:1, y como bien podemos corroborar ante el testimonio fiel y veraz de dos de los más grandes protagonistas para el desarrollo mismo de las Sagradas Escrituras, que en medio del tercer cielo, en el Lugar Santísimo celestial soberanamente no reside sino uno solo, y del cual uno solo su NOMBRE JESUCRISTO, el que era, el que es y el que ha de venir, el Todopoderoso, no en vano certifica el Salmo 73:25: ¿A quién tengo yo en los cielos? fuera de ti nada deseo sobre la tierra…
    Así que ante tales testimonios fieles, veraces y precisos de que en tercer cielo, en el Lugar Santísimo celestial no reside sino uno solo, JESUCRISTO mismo, y no tres como falsamente se señala en tales adulteraciones que se hacen de 1 de San Juan 5:7-8 tanto en las Reina Valera como igual en tales ediciones de los jesuitas llamada Torres Amat; y ante todas estas cosas y más que han no solo pervertidos de los textos originales de las Sagradas Escrituras sino igual por la perversión de falsas doctrinas que basados en la trinidad han deshonrado al gloria del Dios único JESUCRISTO mismo, ya que con tal perversión de la llamada trinidad han dado espacio, han dado lugar a la inmiscuisidad del anticristo en el Lugar Santo, donde tal maligno agente, el anticristo, y el cual parte de tal llamada trinidad; y tal llamada y descrita trinidad es en si misma la abominación desoladora en el Lugar Santo, donde como JESUCRISTO mismo lo señala, tal Abominación desoladora en la manifestación misma de la llamada trinidad no le corresponde hallarse. San Mateo 24:15. San Marcos 13:14.
    Así que ante lo tanto por decir y testificar al respecto de la perversión de las Sagradas Escrituras, y así de la verdadera doctrina, del evangelio único que solo corresponde en JESUCRISTO, los demás evangelios a partir de la trinidad están bajo maldición. Gálatas 1:6-10; y así que sobre todas estas cosas sea JESUCRISTO mismo no sólo el Testigo fiel y veraz sino igual el justo Juez natural de todas ellas y así de todos y en todo. Hechos de los Apóstoles 10:42-43. Salmo 9:4-21. Amén.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *