Un virus nos abrió los ojos. Domingo 22 marzo, reflexión evangelio

Es peligroso «No» sentirse fariseo. Sábado 21 marzo, reflexión evangelio
21 marzo, 2020
EL EGOÍSMO DESTRUYE. Homilía 24 de marzo 2020 (Jn 5,1-16) | Padre Sam
24 marzo, 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.