Dos riesgos al utilizar la frase “y me confieso por todos los pecados olvidados” | Padre Sam

¿Engañar a Dios? | Sabado 08 julio, reflexión evangelio
8 julio, 2017
Mansos, no mensos | Domingo 09 julio, reflexión evangelio
9 julio, 2017

Dos riesgos al utilizar la frase “y me confieso por todos los pecados olvidados” | Padre Sam

En ciertos lugares, muchos fieles tienen la costumbre de, al terminar de confesar sus pecados, añadir “y me acuso de todos los pecados olvidados”. Esto es algo que hay que alabar, siempre y cuando se haga bien. Sin embargo, hoy quiero mencionarte dos riesgos de esta “práctica”.

  1. No hacer bien el examen de conciencia

Uno de los 5 pasos para hacer una buena confesión es haber hecho bien el examen de conciencia, esto es, examinar bien en qué le hemos fallado a Dios. Por lo tanto, si has hecho bien el examen de conciencia, pero al momento de confesar, algún pecado se te olvidó, está bien añadir dicha frase. Ahora bien, si esa frase (“me acuso de todos los pecados olvidados”) es sólo para justificar de no haber preparado la confesión, sería un grave error. El primer riesgo entonces es que nos lleve a una pereza espiritual, de no preparar bien la confesión.

2. Vergüenza de los pecados

Otro riesgo de utilizar dicha frase sería el hecho de tener algún pecado que me da pena que el sacerdote lo escuche, y por lo tanto prefiero omitirlo con la frase “y me acuso de todos los pecados olvidados”. Nunca debemos olvidar que la confesión es “quedar “mal” con el sacerdote para quedar “bien” con Dios“, y no al revés. Entonces, si “para quedar bien” con el sacerdote decido omitir voluntariamente un pecado, esa confesión sería inválida.

 

En síntesis, no hay problema en utilizar dicha frase si te has examinado y esforzado en preparar la confesión, pero por diversos motivos al momento de confesarte se te olvida algún pecado. Sin embargo, sería un grave error que por no preparar la confesión o por pena al sacerdote que me confiesa decida emplear “y me acuso de todos los pecados olvidados”.

Dios te bendiga.

– Padre Sam

5 Comments

  1. Jesús Herney Pinzón Pinto dice:

    Hay algo que quiero aclarar con respecto a omitir un pecado por vergüenza.
    Si omitimos un pecado por vergüenza teniendo el pleno conocimiento estamos cometiendo un pecado más grave, y ese pecado se llama sacrilegio.
    Así que cuidemonos de no confesar un pecado por vergüenza con el sacerdote.

  2. Mirian dice:

    Todos los días estoy siguiendo lo que publica.mi pregunta es yo soy católica soy Boliviana pero vivo en Ginebra tengo una pregunta yo nunca me confese porque no siento eso de confesarme eso es pecado?

    • Inmanuel dice:

      Uno de los 5 mandamientos de la Iglesia es confesar al menos una vez por año los pecados graves de los que se tenga conciencia. Pero eso es lo mínimo de lo mínimo, como pide comulgar al menos el día de Pascua, una comunión por año. Yo le comparto mi experiencia: No me dejo de maravillarme de lo misericordioso que es Dios. Mes tras mes me perdona de todo lo que hago, pecados que son recurrentes, faltas nuevas que voy cometiendo. Ni siquiera mis seres queridos tienen esa paciencia conmigo, ellos me quieren aguantando mis pecados, Dios me quiere incluso con mis pecados. A veces me imagino como la mujer adúltera perdonado por Jesús ” Yo tampoco te condeno, vete y no peques más”. No se pierda el regalo de la confesión, eso le ayudará a vivir mejor la misa y a sentirse más amada por Dios.

  3. Hola yo me e confesado y e dicho mía pecados pero todavía siento culpa por ellos por que será q Dios aún no me perdona y cada que me confieso digo los mismos de mi arrepentimiento que puedo hacer

    • Carmen dice:

      Hola!! Ese pensamiento lo pone en tu mente el demonio. Dios es un Dios de infinita misericordia cree en él y dejate arropar con su sagrado manto. Empieza de 0 has un buen examen de conciencia medita los 10 mandamientos y lleva todo anotado. El día de tu confesión ve 1ro al Santísimo y dile a Dios Eucaristía tu confesión, luego dirígete al confesionario y en tu absolución ofrece la como si fuera la última. Cuando vayas a comulgar x tu mano en el pecho siente tu ❤ palpitar pon tu mirada en reverencia a Dios y recibelo con todo tu amor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *