Periodista católico denuncia programa “Septimo día”, revelando siete mentiras.

Ante el mal ejemplo | Domingo 05 noviembre, reflexión evangelio
5 noviembre, 2017
Tú eres el invitado | Martes 06 noviembre, reflexión evangelio
7 noviembre, 2017

Periodista católico denuncia programa “Septimo día”, revelando siete mentiras.

“Las verdades a medias tienen efectos más poderosos que las mentiras”. David Welch. En este programa consideramos mentira a la falta de verdad, a la verdad a medias y a la falta de objetividad.

En los últimos días ha generado gran polémica un documental del programa Séptimo día de Caracol llamado “Secreto bajo las sotanas”; aquí se refieren específicamente al tema de la pedofilia y el homosexualismo en la Iglesia Católica, un documental que carece de profesionalismo, argumentación y objetividad.

No critico el hecho de que se haya denunciado, exijo a las autoridades, yo como católico pido a las autoridades que todo miembro incluso de la Iglesia católica sea juzgado con todo el rigor de la ley. ¿Existen estos casos? Sí, lo sé y me duelen que existan, rezo por eso, pero ese no es el tema de este programa. El tema es: ¿Fue objetivo el documental de dos partes que hizo Caracol?

Bienvenidos a este programa: ¡Las siete mentiras de Séptimo día!

Dice el programa: “Si hay algo que se ha mantenido en secreto es este fenómeno que cada vez es más común dentro de la Iglesia católica, (el papa Benedicto) renunció cansado de los numerosos escándalos de pederastia y homosexualidad. – “Encontré muchos sacerdotes homosexuales, por lo menos 7.000 u 8.000” (P. Franco Barbero)– él afirma que esa cifra es tan solo en Italia. El 25% de los sacerdotes ha tenido una relación sexual con una mujer; sin embargo, nadie ha podido demostrar que una sola palabra del informe de Gloria Lozano contuviera falsedades porque por encima de todo está el compromiso de este programa con la verdad”.

Quiero aclarar algo, con esto no quiero encubrir a la Iglesia o silenciar a los medios de comunicación, me parece justo que los medios transmitan, pero me parece justo que lo hagan adecuadamente; no les pido que amen a la Iglesia católica, no son católicos, incluso algunos de ellos se han declarado abiertamente anticlericales, pero por lo menos en un ejercicio de ética profesional que presenten la información de manera veraz y objetiva. Manuel Teodoro y su equipo tienen todo el derecho de presentar lo que quieran, cada cual es libre de hacer lo que quiera, pero que no se me presente como un informe serio, documentado y que realmente no lo sea; él se empecina en decir que fue objetivo, pero veamos los hechos:

PRIMERA MENTIRA

En el documental se menciona el término Iglesia católica en 18 oportunidades y en todas ellas reducen el término solamente a la jerarquía. Dice el programa: “Y la Iglesia ha hecho mucho para esconderlos”, “porque la Iglesia católica los señala”, “cada vez es más común dentro de la Iglesia católica”.

Iglesia católica es una expresión absolutamente amplia, reducir la Iglesia católica a la jerarquía, más aún reducirla a unos cuántos jerarcas que pueden haber cometido errores es un absurdo. La Iglesia católica son estos jerarcas, los jerarcas fieles, tal vez la abuelita, la bisabuela, la mamá, y el hermano de los presentadores; decir que la Iglesia católica ha ocultado, la Iglesia católica es permisiva, la Iglesia católica es pederasta, es decir que su abuelita, su mamá y todos son pederastas.

De 1.229 millones de católicos en el mundo, tan solo el 0,033% son de la jerarquía 414.313 sacerdotes. ¿Cómo se llama entonces esto? Generalizar y faltar a la verdad. Esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

SEGUNDA MENTIRA

No les estoy diciendo que no hablen, que no presenten el documental, no, preséntenlo, pero no digan que es objetivo, preséntenlo, pero digan: esta es nuestra visión de la realidad, vamos a mostrar lo que queremos mostrar, vamos a mostrar lo que nos parece a nosotros, vamos a mostrar un documental amarillista, subjetivo, un documental para subir rating y ya. Veamos entonces la siguiente mentira:

Dice el programa: “Una vida de día al vestir de sotana y ofrecer misa, y una vida en la noche rodeada de lujuria”.

La televisión tiene un lenguaje visual, hablan de los sacerdotes mientras muestran dos hombres besándose y bailando en un bar nocturno, evidentemente lo que quieren insinuar y con lo que se queda el televidente es que ese par de personas que se están besando son sacerdotes y por supuesto que no lo son. Todo el documental se habla de supuestos sacerdotes, años de investigación y no pudieron encontrar a un sacerdote en un bar, esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

TERCERA MENTIRA

Dice el programa: “El 28 de febrero de 2013, el papa Benedicto XVI renunció y se convirtió en Papa emérito, renunció cansado de los numerosos escándalos de pederastia y homosexualidad; se retiró a Castell Gandolfo, palacio del vaticano dejando atrás una Iglesia inmersa en una enorme crisis”.

El Papa renunció el 10 de febrero de 2013, pocas semanas antes de cumplir 86 años de edad y su renuncia se hizo efectiva el 28 de febrero del mismo año, la sede quedó vacante y la razón de su renuncia fue como él mismo lo dijo que ya no tenía la fuerza suficiente debido a su edad para seguir en el cargo; según el periódico el Mundo de España en ese momento además de los problemas de corazón, apenas veía por el ojo derecho, sufría un 50% de artrosis en la cadera derecha, padecía hipertensión, caminaba con bastón, etc. ¿Dónde está la fuente seria que afirma que Benedicto renunció por la razón mostrada? Esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

CUARTA MENTIRA

Dice el programa: “El Padre Franco Barbero, excomulgado de la Iglesia católica por Juan Pablo II lo sabe muy bien, duró en su interior más de 50 años – “Encontré muchos sacerdotes homosexuales, por lo menos 7.000 u 8.000”- él afirma que esa cifra es tan solo en Italia”.

Según el Anuario Pontificio 2014 -este anuario es el directorio estadístico del vaticano que recoge datos de las diócesis en el mundo-, el número de sacerdotes en Italia es de 45.346, no presentaron ningún dato estadístico serio, ninguna prueba de que se hizo profesionalmente una encuesta en Italia que arrojó como resultado esta cifra; es decir que este sacerdote excomulgado llamó a los más de 45.000 sacerdotes de Italia y les dijo: Hola, disculpa, soy un sacerdote excomulgado por el Papa Juan Pablo II, estoy haciendo un dato estadístico, tú me puedes decir si eres homosexual o no para saberlo, ¿tiene la suficiente confianza con 45.000 sacerdotes para que le digan? Si en el mismo programa dicen una y otra vez que esto es una cosa tan oculta que se mantiene en secreto, ¿Cómo es que este ex sacerdote lo sabe? Ahora bien, si fue un dato estadístico, ¿Cuál fue la muestra?, ¿Cómo realizó la estadística? En ninguna parte lo dice, esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

QUINTA MENTIRA

Dice el programa: “No se sabe a ciencia cierta cuál es el porcentaje de sacerdotes homosexuales dentro de la Iglesia católica; sin embargo, hace varios años un ex monje benedictino americano llamado Richard Sait hizo un estudio sobre este tema, se cree que ha sido el más cercano y el más certero, según él, el 25% de los sacerdotes ha tenido una relación sexual con una mujer, el 30% una relación homosexual, y otro 30% una relación esporádica o con un hombre, o con una mujer”.

De este estudio se me quedan grabadas aparte de los datos estadísticos dos palabras, ha sido el más cercano y el más certero. Richard Sait, ex monje benedictino, quien recomienda en su libro “Celibato en crisis” la masturbación a los sacerdotes, ha realizado un estudio efectivamente, pero primero, contrario a lo que nos dice la presentadora, este estudio no es tan cercano, fue realizado hace 30 años, finalizó en 1985 y se publicó 1990; segundo, la presentadora nos da esta cifra como si fuera de todos los sacerdotes del mundo, pero este estudio fue solo para los sacerdotes de Estados Unidos; tercero, aun sabiendo que sólo era para el clero de Estados Unidos no hay una probabilidad estadística objetiva, el muestreo no es suficiente. Para tener estas cifras se realizaron 1.500 entrevistas anónimas a lo largo de 25 años, en ese entonces el número de sacerdotes en Estados Unidos era de 56.657; es decir, que presentó unas cifras para todos los sacerdotes en Estados Unidos con tan sólo el 2,6% de encuestados, esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

SEXTA MENTIRA

En repetidas ocasiones se dice que la Iglesia quiere encubrir, ocultar, y tapar los casos de abusos a menores en Colombia y el mundo; esto es completamente falso.

“Quise reunirme con algunas víctimas de abusos por parte de exponentes del clero. Compartí con ellos su sufrimiento y rezamos juntos con conmoción. Les aseguré que la Iglesia actuará”. Papa Benedicto XVI

“Esta es mi angustia y el dolor por el hecho de que algunos sacerdotes y obispos hayan violado la inocencia de menores y su propia vocación sacerdotal al abusar sexualmente de ellos. Es algo más que actos reprobables, es como un culto sacrílego, no hay lugar en el ministerio de la Iglesia para aquellos que cometen estos abusos y me comprometo a no tolerar el daño infringido a un menor por parte de nadie, independientemente de su estado clerical”. Papa Francisco

“El papa Francisco creó una comisión dedicada a los abusos de los menores, pero no sólo el abuso sexual, sino también problemas de violencia y otras cosas, es un punto de arribo de un camino que inició con Juan Pablo II y con el cardenal Ratzinger y después con el cardenal Ratzinger como Benedicto XVI que inició un renovamiento muy importante en este problema, y también un magisterio que es dedicado a los encuentros que Benedicto XVI ha hecho con las víctimas de la pedofilia y de los abusos de los clérigos” Vaticanista Angela Ambrogetti.

“Una de las primeras intervenciones de Benedicto XVI fue un documento sobre la selección de los candidatos para el sacerdocio y ese documento que data del 2005 fue uno de los primeros documentos de Benedicto XVI establece que todas las personas con tendencias homosexuales o personas que han apoyado la homosexualidad, la ideología de género no pueden acceder al encargo del sacerdocio, no pueden ser sacerdotes, esto demuestra que la iglesia actuó con mucha fuerza, una lucha contra el lobby homosexual que se creó, pero no podemos saber los números porque no están las evidencias de los sacerdotes homosexuales y muchos casos podemos decir que la homosexualidad no es una cuestión de sexualidad en sí, en cuanto es una cuestión de lucha por el poder ” Andrea Gagliarducci, analista del Vaticano.

También la Conferencia Episcopal Colombiana en el documento firmado el día 2 de marzo de 2015 dice: “La Iglesia en Colombia es plenamente consciente de que no hay lugar en el sacerdocio para aquellos que puedan representar un riesgo para la seguridad de los menores”. Según la Policía Nacional durante el 2014 y lo corrido del 2015 se han presentado 8.602 víctimas de delitos sexuales en Colombia y según la Fiscalía General de la Nación tan sólo 6 sacerdotes han sido condenados por abuso a menores en los últimos 5 años, si fuera tan sólo un caso es gravísimo, no lo promuevo, ni lo apoyo, todo lo contrario lo rechazo con vehemencia, pero también rechazo que se quiera generalizar e insinuar que son muchos los sacerdotes que cometen este tipo de actos delictivos, esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

SÉPTIMA MENTIRA

Dice el programa: “Sin embargo, nadie ha podido demostrar que una sola palabra del informe de Gloria Lozano contuviera falsedades porque por encima de todo está el compromiso de este programa con la verdad”.

Lo primero es que ya demostramos que este programa no ha sido para nada objetivo, que ha sido amañado y ha tenido un sesgo ideológico y anticlerical evidente y ha faltado a la verdad en repetidas ocasiones, pero usted tiene que demostrarme que los argumentos que tiene ahí si son verdaderos, a mí no me corresponde demostrar la falsedad de ellos; si yo hago un documental y digo el 70% de los periodistas de Colombia violan niños, muestro a dos periodistas que hayan violado niños y digo todo el que no esté de acuerdo conmigo demuéstreme que lo que yo digo es falso, no, todo lo contrario, demuéstreme usted que eso es cierto, Manuel Teodoro demuéstreme que lo que usted dice es cierto, usted es el responsable de sustentar su información, usted es el periodista, pero no me digan que hay 8.000 sacerdotes homosexuales en Italia y muchos en el mundo sin ninguna prueba. Otra cosa es que cuando se hace un documental se tiene que ser objetivo y no decir verdades a medias, una verdad a medias también es una mentira; voy a darles un ejemplo, voy a describir el futbol: violencia en los estadios, muerte, sangre, vecinos temerosos, drogas, barras bravas, jugadores con lesiones de por vida, ¿estoy diciendo mentiras? No, todo lo anterior es cierto, pero no lo es todo, son las excepciones en el futbol. Si le preguntamos a un amante del futbol que nos diría: es una pasión inexplicable, se puede disfrutar en familia, jugadas bonitas, es un deporte de hombres y mujeres, muchos se alejan de los vicios por entrenar desde pequeños, la Selección Colombia por ejemplo movió y trajo alegría a todo el país durante el mundial etc. etc. etc., pero un programa como Séptimo día a un documental que se vende como lo más objetivo como no exigirle la verdad completa, esto significa que la información tal como la presentaron es una mentira.

Por otra parte, la Iglesia en el mundo tiene más de 115.000 Institutos de beneficencia, 5.167 hospitales, 17.322 dispensarios, 648 leproserías, 15.699 casas para ancianos, enfermos y minusválidos, 10.124 orfanatos etc., esto sí representa a la Iglesia; ¿qué sería de Colombia sin los sacerdotes que ayudan a los pobres, a los niños, a los ancianos? Allí donde hay una parroquia hay una ayuda para los pobres, o ¿no has escuchado en tu misa que el Padrecito siempre repite que se acuerden del mercado para los pobres?

Tenemos al Padre José Antonio Abad, construyó este comedor que da comida a 300 personas diariamente de manera gratuita, lo han amenazado de muerte en varias oportunidades por estar en la Comuna 13, una zona de alto riesgo en la Ciudad; sin embargo, la Iglesia sigue ayudando allí de una manera valiente y desinteresada, tantos hogares de niños, de ancianos, en Medellín y en todo Colombia sin la Iglesia sería imposible sostenerlos.

Quiero agradecer al Cardenal Rubén Salazar y a la Conferencia Episcopal de Colombia por unir su voz a esta lucha por defender nuestra Iglesia, tengan la absoluta certeza de que somos miles y millones de católicos en Colombia que los apoyamos, defendemos y amamos. Todos los sacerdotes de Colombia y el mundo son dignos de nuestra admiración y respeto, oramos por ustedes; si en algún momento se presenta algún caso que debamos lamentar seremos nosotros también los primeros en denunciarlo porque debemos cuidar nuestra Iglesia, este gran regalo que Dios no ha dado.

Muchas gracias a todos, los invito a compartir este video en todas sus redes sociales.

Escrito por: Frank Zapata (periodista)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *