¿En qué momento debo estar de rodillas durante la Santa Misa? Sacerdote católico explica.

¿Hay diferencia entre “gentiles” y “paganos”? Sacerdote católico explica.
30 enero, 2018
¿Cuál es la manera correcta de incensar? Sacerdote católico explica.
31 enero, 2018

Durante la Santa Misa, hay distintas posturas, y cada una de ellas indica una actitud ante Dios: escucha, alabanza, reverencia, etc, De acá surge una pregunta: ¿en qué momento nos ponemos de rodillas? ¿Desde donde y hasta donde? Veamos.

Todas las actitudes, gestos y respuestas están reguladas en la Intruccion General del Misal Romano (IGMR). El numeral 42 dice: “los gestos y posturas corporales, tanto del sacerdote, del diácono y de los ministros, como del pueblo, deben tender a que toda la celebración resplandezca por el noble decoro y por la sencillez, a que se comprenda el significado verdadero y pleno de cada una se sus diversas partes y a que se favorezca la participación de todos”.

Cuando se refiere al estar de rodillas, esto dice al respecto: (los fieles) “estarán de rodillas, a no ser por causa de salud, por la estrechez del lugar, por el gran número de asistentes o que otras causas razonables lo impidan, durante la consagración. Pero los que no se arrodillen para la consagración, que hagan inclinación profunda mientras el sacerdote hace la genuflexión después de la consagración” (IGMR 43). Además aconseja: “Donde existe la costumbre de que el pueblo permanezca de rodillas desde cuando termina la aclamación del “Santo” hasta el final de la Plegaria Eucarística y antes de la Comunión cuando el sacerdote dice “Éste es el Cordero de Dios”, es laudable que se conserve” (ibid).

De acá concluimos dos cosas:

Debemos estar de rodillas (a menos que algo serio nos lo impida), durante la consagración, y ésta es preparada o introducida por la epíclesis consecratoria (el momento en el que el sacerdote impone las manos sobre las ofrendas) hasta “Este es el sacramento de Nuestra fe”.

Si se tuviera la costumbre de quedarse de rodillas hasta cuando se termina la doxologia (“por Cristo, con Él y en Él…”.), se recomienda que se continúe, no hay nada de malo en ello, pues estar de rodillas es una actitud de profunda devoción ante lo que se está participando.

Que cada gesto, actitud o respuesta lo vivamos profundamente como se debe.

Padre Sam

5 Comments

  1. Silvia perez garcia dice:

    Gracias padre samuel por sus enseñanzas para no se ajenos ala fe catolica.saludos desde veracruz mexico. Aprendemos con sus videos.Tenemos clarobcada enseñanza.

  2. Jessica dice:

    Muchas gracias padre Sam,por la aclaración y la información que nos paeticipa,el formarnos como cristianos católicos es nuestro deber,puesto q No se ama lo que no se conoce,y así es que debemos conocer de nuestra Fe!Dios lo bendiga

  3. Alba Roldan dice:

    Gracias padre Sam por difundir la doctrina cristiana de tantas formas Dios lo bendiga e ilumine siempre.Saludos desde colombia

  4. Rafael dice:

    Muchas gracias padre.
    ¿Tampoco debemos arrodillarnos cuando el sacerdote levanta la hostia y el vino ya consagrados?

    Le agradecería si también nos aclara ¿Cuándo debemos pararnos en el ofertorio? algunos se paran en el primer “oremos” y otros como se acostumbraba antes, hasta el segundo, veo que varía de parroquia en parroquia.
    Bendiciones en su labor.

  5. Silvia Tovar lucero dice:

    Padre Sam yo vi una pubicasion de ACI Prensa donde decía lo que usted dice cuando debemos arrodillarnos entonces mi pregunta es esta y después de la comunión no nos arrodillamos??? Gracias espero su respuesta Dios lo Bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.