LAS DISTRACCIONES EN MISA. Homilía 28 de enero 2020 (Mc 3,31-35) | Padre Sam

DIOS NO SE FIJA EN APARIENCIAS. Homilía 21 de enero 2020 (1 Sam 16,1-13) | Padre Sam
21 enero, 2020
LA ROSA QUE DESPRECIÓ AL SAPO. Homilía 29 de enero 2020 (Mc 4,1-20) | Padre Sam
29 enero, 2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.